(Análisis) Huila consigue una Conmebol Libertadores inédita para Colombia

(Análisis) Huila consigue una Conmebol Libertadores inédita para Colombia

Así fue que se construyó todo el camino que recorrieron las jugadoras de Atlético Huila para conseguir el título de la Conmebol Libertadores Femenina.

EFE

El Atlético Huila se convirtió este domingo en el primer equipo colombiano en ganar la Conmebol Libertadores Femenina al vencer en la tanda de penaltis de la final al poderoso Santos de Brasil solo dos años después de la creación de la liga cafetera.

El equipo "Opita", que alcanzó su clasificación a la Libertadores tras ganar la liga colombiana en mayo, apostó por mantener a sus jugadoras más sobresalientes para el resto del año, pese a que no jugó más competencias oficiales hasta el inicio del torneo continental.

Entre las futbolistas más destacadas que el Atlético Huila retuvo están la portera costarricense Daniela Solera, quien atajó penaltis en las tandas de las semifinales y de la final, la volante Yoreli Rincón, uno de los bastiones en el centro del campo y las argentinas Aldana Cometti y Eliana Stabille.

Desde el 31 de mayo pasado, día en el que se terminó el torneo colombiano y en el que derrotó en las semifinales a las favoritas del Santa Fe y en la final al Atlético Nacional, las campeonas de Libertadores solo tuvieron algunos partidos de preparación.

Entre ellos sobresalió el duelo en agosto por la Copa Dimayor-La Liga Women ante el Atlético de Madrid, en el que las colombianas cayeron 1-3 con las españolas en Bogotá. Pero al menos tuvieron sus primeros minutos de fútbol en agosto luego de haber ganado el título.

Sin embargo, hubo cambios y el técnico Albeiro Erazo asumió el cargo a menos de dos meses del torneo como reemplazo del venezolano Ómar Ramírez, que ya había sustituido al entrenador que ganó la liga, Virgilio Puerto, en junio pasado.

Bajo el mando de Erazo, las huilenses también disputaron un par de amistosos en octubre en el departamento de Antioquia (noroeste) en los que cayeron 2-0 ante el Atlético Nacional y derrotaron 3-0 al Formas Íntimas, subcampeón de la Libertadores en el 2013.

Después de eso, las opitas no disputaron más partidos hasta el debut en el torneo internacional, el 19 de noviembre ante el Peñarol, por el Grupo A, y que terminó con una goleada 3-0 con tantos de las argentinas Cometti, Stabille y Fabiana Vallejos.

El Huila, que bajo el liderazgo de Rincón en cancha trata de darle buen manejo al balón, cayó 1-0 con el Osasco Audax de São Paulo, pero selló su paso a las semifinales como líder de grupo al vencer 3-1 al Unión Española, de Chile.

El cupo a la final lo consiguió tras vencer 1-3 por penaltis a las brasileñas del Iranduba, duelo en el que fue clave Solera al atajar dos de los cobros rivales y consolidarse como la gran figura del equipo colombiano.

Ya en la final, las colombianas le plantaron cara al Santos y, pese a ser dominadas en la etapa inicial e ir en desventaja, saltaron al campo en la segunda mitad con la mirada puesta en igualar, como lo hicieron con el tanto de la capitana Gavy Santos, e incluso tuvieron oportunidades de llevarse la serie antes del minuto 90.

Es por esto que el estratega huilense valoró el trabajo que derivó en el título de Libertadores porque lo consiguieron frente al Santos, una apisonadora que en cuatro partidos disputados en el torneo había anotado 16 goles y tan solo recibido uno.

Erazo aseguró que ganar un título de "Copa Libertadores no es fácil" y menos en Brasil, ante el poderoso Santos que considera es reconocido "a nivel mundial" y que buscaba su tercer título continental.

Asimismo, Rincón recalcó que la liga femenina en Colombia se disputó por primera vez el año pasado y que en las dos ediciones jugadas, su equipo ya fue subcampeón y campeón.

"(El fútbol femenino en Colombia) solo tiene dos años de ser profesional. La primera final en Colombia la perdimos, la segunda liga volvimos a la final y fuimos campeonas. Y ahora vinimos acá y somos campeonas", resaltó.

Es por esto que el título continental del Huila es un llamado de atención a la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), que organiza la liga cafetera, para que escuche las peticiones de las futbolistas y que haya una liga más larga y el fútbol femenino profesional no se dispute únicamente hasta que termina el torneo a mitad de año. EFE

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!