Tottenham sintió la baja de Sánchez y perdió por goleada ante Arsenal

Tottenham sintió la baja de Sánchez y perdió por goleada ante Arsenal

El Arsenal se quedó con el clásico del norte de Londres en el que Tottenham se vio afectado en la defensa por la ausencia del colombiano Davinson Sánchez.

EFE

El Tottenham sufrió una estrepitosa caída ante su máximo rival en la Premier League, el Arsenal y demostró que la presencia del defensor colombiano, Davinson Sánchez, es fundamental para el trabajo en la zona defensiva del equipo.

Los ‘Spurs’ no contaron con el colombiano por la lesión que sufrió hace dos semanas previo al compromiso ante el Crystal Palace, por la fecha 12 de la Premier League.

Los cuatro goles que encajó ante el Arsenal demostraron que Sánchez es uno de los jugadores inamovibles en el 11 titular del entrenador argentino Mauricio Pochettino.  

En el derbi del norte de Londres hubo idas, venidas, euforia, polémica, tensión, héroes como Lacazette y Aubameyang, antihéroes como Mike Dean, el árbitro, y, por encima de todo, la clarividencia de Unai Emery, artífice con sus decisiones de la espectacular remontada del Arsenal ante el Tottenham (4-2).

Los de Mauricio Pochettino rozaron durante muchos minutos la posibilidad de romper su estadística en el Emirates, estadio en el que, desde su inauguración en 2006, solo han conseguido una victoria, pero dos goles de Pierre-Emerick Aubameyang y dos latigazos de Alexandre Lacazette y Lucas Torreira dejaron los tres puntos en casa.

Y de haberse llevado la victoria los 'Spurs', Mike Dean, colegiado del encuentro, hubiera tenido gran parte de la culpa, ya que los dos goles del Tottenham llegaron en acciones discutibles.

El primero, de Eric Dier, fue en fuera de juego y el segundo, por un penalti inexistente sobre Heung-Min Son. Ambos goles pusieron por delante a los visitantes hasta que Aubameyang, que había abierto el marcador desde los once metros, firmó el empate, que se rompió más tarde por el acierto de Emery con la pizarra y la efectividad de Lacazette y Torreira.

Las cosas se le pusieron muy cuesta arriba al Tottenham nada más empezar. A los diez minutos, de claro dominio 'Gunner', los locales colocaron un centro lateral al que Jan Vertonghen fue con todo. El belga saltó con la mala suerte de levantar un brazo por encima de la cabeza y con él despejar el balón.

Penalti, señalado por Mike Dean. Apenas lo protestó Vertonghen, titular por segundo partido consecutivo después de varias semanas fuera por lesión.

Aubameyang asumió la responsabilidad, engañó a Lloris y convirtió su gol número nueve en la Premier, el que le permite tomar el liderato en la tabla de goleadores.

El punta africano pudo, instantes después, aumentar su cuenta, pero cuando solo tenía que empujar el balón a la red dentro del área, se le encasquilló el fusil.

El Tottenham esquivó el castigo y se estiró, encontrando el premio a balón parado. Christian Eriksen, héroe contra el Inter de Milán en la 'Champions', puso una pelota tensa al primer palo en una falta lateral y Dier, en fuera de juego por centímetros, cabeceó al primer palo y batió a un Bernd Leno poco contundente.

Dier, en el éxtasis de la celebración, mandó callar a la grada, lo que no gustó a los suplentes del Arsenal, que, con Stephan Lichsteiner a la cabeza, increparon a sus rivales. Se organizó una pequeña tangana, a la que acudió a separar Pochettino y Dean saldó la trifulca con tarjeta amarilla a Dier.

El Arsenal había perdido los nervios y el mando del encuentro y solo cuatro minutos después el Tottenham volteó el marcador con ayuda del colegiado.

Heung-Min Son se internó en el área y se dejó caer ante una barrida de Rob Holding. Dean picó y señaló los once metros. Kane, con la misma tranquilidad que demostró 'Auba' minutos antes, dictó sentencia desde el punto de penalti.

El doble varapalo obligó a mover ficha a Emery, que quitó al descanso a los intrascendentes Henrikh Mkhitaryan e Iwobi, y dio entrada a Lacazette y Aaron Ramsey.

El galés tardó trece minutos en asistir a Aubameyang para nivelar el partido. Héctor Bellerín rompió dos líneas con un pase en profundidad. Ramsey, en carrera, rozó lo justo el balón para dejárselo a Aubameyang en la frontal del área y el gabonés, de primeras, colocó el esférico pegado al palo con el interior.

Llegado a ese punto, Emery quería la victoria a toda costa y se deshizo de la defensa de tres metiendo al joven Matteo Guendouzi al medio.

Los frutos llegaron rápido. Lacazette cazó una contra y, resbalándose, acertó con un disparo que tocó en Dier y se coló en la meta de Lloris. El uruguayo Torreira, minutos después, desató la euforia en el Emirates cuando cruzó un balón dentro del área para poner el cuarto tanto 'Gunner'.

El Tottenham quedó sin margen de reacción y aún recibió una mala noticia más, cuando Vertonghen fue expulsado por doble amarilla.

No pudieron refrendar los de Pochettino la victoria ante el Chelsea y caen hasta el quinto puesto de la tabla, mientras que el Arsenal, que finalizó el partido entre los 'olés' del público, escala hasta puestos 'Champions' y se sitúa a ocho puntos del liderato.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!