En los penales, Boyacá Chicó logró el ascenso a primera división

Desde el punto del penal, Boyacá Chicó derrotó a Leones en la final del Torneo de la B y logró el ascenso a la primera división del fútbol colombiano.

False
334494

En el estadio Ditaires de Itagüí, Boyacá Chicó logró quedarse con la Gran Final del Torneo de la B al vencer en los penales a Leones, luego de empatar 1-1 en el global.

José Escobar, portero de Chicó, fue la figura al anotar y atajar en la tanda de penales. José Mosquera fue el encargado de anotar el tiro de la victoria que le dio el ascenso al conjunto de Tunja.

El compromiso tuvo un desarrollo muy parejo por el contexto en el que se jugaba. Los dos equipos eran muy precavidos a la hora de construir sus acciones en ataque. La visita intentaba más, proponía más con la pelota ante la necesidad de llevarse la victoria.

Chicó tocaba de lado a lado la pelota para encontrar la apertura en la defensa del local que lucía poco segura y con ciertas falencias a la hora de pretender cortar las jugadas de ataque, cosa que no le ocurría a la zaga del conjunto boyasence, que cerraba todas las posibilidades de avance para su rival.

El compromiso parecía estar controlado por parte del onceno ‘Ajedrezado’. El cero a cero parecía ser el resultado de los primeros 45 minutos, pero justo antes del término de la primera parte, un gran pase de Edisson Restrepo, capitán de Leones, dejó en posición de gol a Jeison Medina, que definió de cabeza bañando al portero rival y colocando el 1-0.

Para el complemento, Boyacá Chicó cambió el ritmo y se apoderó de la pelota llevando a Leones a su propia área. La visita insistía por todos los sectores del cambio y tal insistencia le fue recompensada al minuto 54, cuando Ricardo Vásquez lograra anotar el 1-1, resultado que igualada las cosas en el global de esta Gran Final.

Tras el empate, Leones buscó la respuesta inmediata y reaccionó para evitar la tanda de penales para definir al campeón del año en la B, llevando el partido a un panorama de ida y vuelta, con dos equipos dispuestos a anotar el tanto de la ventaja definitiva.

El local estuvo cerca de ponerse arriba en el marcador a través de una pena máxima al minuto 82. Sebastián Gómez fue al cobro, y en el intento de ejecutarlo al estilo Panenka, su disparo fue bien referenciado por el portero de Chicó, evitando de esta manera el desequilibrio en el compromiso a falta de poco para el final.

El penal atajado fue la última emoción del partido y el campeón absoluto del Torneo Águila se definiría desde los 12 pasos, donde Boyacá Chicó fue el más efectivo al vencer por 4-3 a Leones, logrando el retorno a la Liga.

Deja tu comentario