Falcao pierde a Jardim, el técnico que lo recuperó como goleador

El antepenúltimo puesto del Mónaco en el fútbol francés cobró la salida de Leo Jardim el DT que reinventó al colombiano tras su fallido paso por la Premier League. En dos años hizo 58 goles y fue campeón.

380576
False

Fueron el perfil bajo y las palabras justas las que rescataron a Falcao García de sus gestos tristes por su malas temporadas en el fútbol inglés. De la indiferencia de Louis Van Gaal en el Manchester United y de Guus Hiddink en el Chelsea, se encontró con el abrazo solidario de Jardim que lo dio la bienvenida de regreso al equipo del Principado con la titularidad.

La relación se tejió entre respaldo y goles. "Falcao necesita jugar. Siempre es mi primera opción. Es uno de los mejores delanteros del mundo", dijo en junio de 2016 cuando el colombiano empezó esa pretemporada.

El cariño hizo efecto de inmediato. Comenzó en la fase previa de su mejor Champions de 2016/2017 con dos goles al Fenerbahce y siguió de largo hasta la semifinal hasta completar cinco más. Inolvidables los que le marcó a Manchester City de Guardiola en octavos.

En la liga fue demoledor. Marcó 21 goles en 28 partidos con los que Mónaco fue campeón después de 17 años.

Para 2017/2018 se fue rápido en Champions pero terminó subcampeón del PSG en la Ligue 1. Siempre capitán metió 18 por el torneo local y 3 por la Copa europea.

En este semestre, el más difícil para el Mónaco desde su regreso a primera división, firmó 4 anotaciones.

Jardim siempre puso a Falcao como el centro de su juego. 4-4-2 con él como delantero de área definido, laterales con mucha salida (Mendy, Sibide, Toure) y uno compañero por fuera como Mbappé quién lo eligió así el año anterior.

“Creo que soy el jugador más afortunado en nuestro equipo porque estoy en el comienzo de mi carrera y ya estoy jugando junto a un delantero top como Radamel”.

El técnico portugués siempre confió en Falcao, lo defendió cuando hubo dudas y lesiones. Además, recuperó su eficacia goleadora. Le dio un título, consiguió que hiciera 58 goles.

Se lo devolvió al fútbol, sano y salvo.

Deja tu comentario