Cada Boca vs River resulta un tormento para Edwin Cardona

Tiene tres superclásicos en su primer año con los xeneizes y lejos de terminar consagrado termina señalado por hinchas, periodistas y hasta compañeros.

378370
False

Los partidos Boca vs River nunca terminan. Lo sabe Edwin Cardona que ha sido protagonista en los tres que jugó, dos por la Superliga y una por la Supercopa. Llevar la camiseta 10 le resulta más una carga que un privilegio, siempre termina apuntado.

El colombiano no tiene paz cuando los disputa. En el primero marcó un golazo de tiro libre en el triunfo xeneize en el Monumental (noviembre de 2017). Minutos después el árbitro Néstor Pitana le cortó la sonrisa por una expulsión injusta en una pelota dividida con Enzo Pérez. No lo pudo disfrutar.

Siguió el clásico de campeones de los torneos argentinos a un solo partido en la ciudad de Mendoza. Quedó marcado por un penal que le hizo a Nacho Fernández con el que River abrió la victoria y el título millonario. Carlos Tévez deslizó entre líneas críticas para él: “La jugada del penal fue un error tonto y el otro gol llegó por frenar y no largar al jugador de River”. Aunque después de disculpó, Cardona quedó como el máximo responsable.

Y el pasado fin de semana estuvo en el tercero. Entró a los 40 minutos por Leonardo Jara. Se salvó de la roja por un codazo infame a Pérez, buscó desde la banda izquierda darle el fútbol que Boca necesitaba, probó de media distancia y terminó a los insultos con su compañero Mauro Zarate por un pase que nunca llegó.

En 90 minutos de Fútbol, Oscar Ruggeri lo ubicó como un jugador normal que le pega bien a la pelota. Reactivó el superclásico en el plano mediático que sumó indignados y a los que lo respaldan.

Por ahora, Cardona se llamó al silencio. Fatalidades y errores propios han ocupado su carrera pero supo salir. Todo indica que le quedan pocos meses en Boca Juniors, con el que es campeón, por las condiciones económicas de país. Tiene al frente los cuartos de final de la CONMEBOL Libertadores con la posibilidad de una final ante River Plate y una semifinal también contra los millonarios por Copa Argentina. El fútbol siempre es caprichoso.

Deja tu comentario