América peor que en la B: 4 técnicos en un año y medio

Fernando “Pecoso” Castro es el cuarto DT que tiene el equipo desde que regresó a la primera división. Un promedio de cambio más frecuente que cuando buscó el ascenso.

374202
False

Desde que volvió a la primera división, América se convirtió un devorador de técnicos. Ni siquiera Hernán Torres que le puso fin a su paso de cinco años por la segunda división ni un ídolo como Jorge Da Silva lo dirigieron al menos una temporada completa en la máxima categoría.

“Pecoso” será el cuarto en 20 meses. Toma al equipo en el puesto 15 con 5 puntos en seis partidos y una hinchada molesta que no entra al estadio a manera de protesta.

"Espero que todos apoyemos este proyecto. Si el técnico se va porque no hubo resultados y el técnico que viene; el que está comprometido es el jugador. Porque el técnico llega y el jugador es el comprometido. Que no da resultado. De la única forma en que se trae al hincha al estadio es con resultados. Hay que darle resultados al hincha, él es el que sostiene al equipo", dijo el nuevo DT.

En los dos primeros años que jugó en la segunda división tuvo más paciencia y completó procesos de un año con sus entrenadores. Eduardo Lara en 2012 y Diego Umaña en 2013 completaron sus temporadas.

La urgencia comenzó en 2014. John Jairo López duró 10 meses y lo reemplazó Luis Augusto García  para los cuadrangulares de fin de año y los del ascenso. En enero de 2015 se fue y le dio paso a Fernando Velasco que aguantó seis meses.

Asumió José Alberto Suárez en agosto de ese año y una temporada después llegó Torres que a finales de 2016 lo devolvió a la A. Un logro que no le dio inmunidad porque en septiembre del año anterior dejó su puesto.

La era de “Polilla” fue más corta de lo esperado. Mantuvo la categoría, disputó semifinales pero en la mitad del torneo renunció. Lo reemplazó Pedro Felicio Santos que estuvo 4 meses y medio. La derrota contra Nacional lo sacó.

El promedio es un entrenador cada cinco meses. En la B tuvo siete en los cinco años, es decir uno cada 8 meses y medio. Un presente más aterrador que el que tuvo en la segunda división.

Deja tu comentario