Opinión: Más fracasados

La RAE define fracaso como “resultado adverso de una empresa o negocio o un suceso lastimoso, inopinado y funesto”.

370552
False

Esa palabra se convirtió en el lugar común para definir la participación de un deportista que no consiguió el resultado que la crítica esperaba. Hay que poner cada cosa en su lugar. Nairo, Rigo, James, Lebron, Hamilton o Vettel  quieren ganar hasta jugando Play Station.  Se preparan con un solo objetivo: la victoria.

El deporte no es una ciencia aunque ella ayuda para el desarrollo de los atletas en varios aspectos desde lo físico hasta lo mental, pero querer ver  los resultados en blanco y negro es complejo… Que Nairo pierda tiempo decisivo en la primera semana, que Rigo se caiga y salga del Tour o la lesión de James en el Mundial no son excusas.  Son verdades no para esconder un resultado, solo son herramientas para entenderlo. 

Este país lleno de ejemplos a seguir y con políticas de estado serias que buscan en las montañas de Boyacá y Antioquia prospectos  de ciclismo, le dice fracasado a Quintana ganador de Vuelta España, Giro de Italia y tres veces podio del Tour de Francia. Este país que no le dio nada, le exige como si le hubiera dado todo. 

Ni hablar de Rigo a quien no bajan de segundón.  Urán  ganó una medalla de plata en los Olímpicos de Londres 2012 cuando pocos sabían de él ¿Fracasado? También hay que contar sus dos podios en el Giro y su subtitulo en el Tour 2017 igualando la línea de Nairo.  

Por estas horas Rigo y Jarlison Pantano cracks   de la bicicleta como el boyacense, salieron a defender a Nairo después de que una vez más aplazara su sueño amarillo. “Le meten mucha presión”,  dijo Pantano.  “Tuvo un papel excelente”, agregó el antioqueño. 

Ni hablar del caso de Juan Pablo Montoya. En la Fórmula 1 puso contra las cuerdas al múltiple campeón  Michael Schumacher quien ganó al mando del mejor Ferrari de la  historia. Con mucho talento y poco auto peleó por la corona del mundial en 2003,  nueve puntos lo separaron de quebrar la era Schumacher. En la máxima categoría sumó 7 victorias, festejó en Monza, Mónaco,  Silverstone o Hockenheim, además Sao Paulo lugar donde corría como local celebró. En Estados Unidos ganó dos veces las 500 millas de Indianápolis que decoran una carrera llena de éxitos.

En un deporte en el que Colombia no tiene tradición, ni mucho menos patrocinios, su padre se la jugó para convertir ese talento en uno de nuestros mejores deportistas.

No se usted, pero yo quiero más “fracasados” como estos.

Deja tu comentario