Pékerman pierde con cara y sello…

368408
False

El 31 de agosto termina el contrato del DT, una guerra de egos rodea las teorías sobre su futuro con la Selección colombiana. Pékerman se quiere quedar para terminar la obra que comenzó en aquel partido ante México en la Florida en febrero de 2012, qué pasó por el brillante Mundial de Brasil, la sufrida Copa América de Chile, el experimento de Estados Unidos 2016 y que por ahora tiene como último capítulo, el accidentado Mundial 2018. 

"Colombia perdió su idea de juego", "Colombia no tiene estilo", "el mérito es de los jugadores", "ya no más victorias morales", juicios tan viscerales como contradictorios con los que se califica su trabajo, algunos productos de la propaganda negra de moda por estos días o si usted quiere muy cerca de las FakeNews, aún más ¨celebres¨ gracias a la primera dama.

Sobre la idea de juego esta es relativa, en el fútbol hay muchas versiones y visiones; cada partido es como la hoja de un libro, completamente distinto y  tiene necesidades y obligaciones diferentes. Una cosa es jugar un amistoso ante Eslovenia en Liubliana, otra enfrentar a Argentina en un Monumental repleto rumbo al Mundial…

El estilo: tiene ver más la forma que con el fondo. Uruguay: Garra; Brasil: Juego Bonito; Colombia siempre tuvo buenos intérpretes y talento desde ‘Maravilla’ Gamboa hasta James Rodríguez ¿Entonces? El fútbol es como la vida, está lleno de accidentes y momentos, el error de Higuita ante Camerún o la  mano de Sánchez frente a  Japón, le dan, cada uno en su momento, una patada al planteamiento y mandan las horas de trabajo a la caneca.

Es por eso, que asegurar con tono veintejuliero y con voz entrecortada llena de  rabia, que la puerta de salida espera a Don José carece de sentido. Muchos complican  el fútbol con números telefónicos y frases de cajón, pero… ¿Por qué no se detienen a contar las semanas de para de las estrellas de la Selección que merman su rendimiento en cada convocatoria? ¿Por qué tampoco cuentan quién llevó a Mojica, Fabra, Lerma, Barrios, Mina, Davinson,  Chará o Borja a la Selección, en busca de la tan mentada renovación? Eso es muy difícil, es más fácil insinuar que el DT y falso yerno, tienen una cuenta llena de euros en Suiza por obra y gracias  de todos los jugadores que vendieron gracias a sus convocatorias a la Selección.… 

Ante ese panorama de verdades a medias, acusaciones sin pruebas y conceptos tan desgatados como inexplicables, todos en contra del entrenador, Don José debe partir. Aunque esa para mí no es la solución.

En el fútbol las verdades absolutas no existen, en él  todas las opiniones son válidas, la única diferencia es la fama o el alcance de quien la entrega,  tanto que para usted el mejor de la historia puede ser Maradona y para otro Pelé, para aquel nace un fuera de serie por década en está hay dos, Messi y Cristiano. Ninguno es mejor que el otro, son distintos, son el agua y el aceite, son como esa rivalidad que los quiso igualar y nunca pudo, esa que vivirán eternamente Barcelona y Real Madrid, dos equipos de fútbol sustancialmente distintos pero los dos de élite.…

La situación del técnico argentino parece sencilla. Es un ganador, en un país que no ganó nada, pero al que él  devolvió al camino del triunfo, superando lo que hicieron los padres de la criatura, Maturana y Gómez. A la luz de los resultados es indiscutible pero hoy su  nombre divide y puede llegar a polarizar, por el bien de ese sabio que es Don José que sin duda cometió errores,  mejor que se quede en Buenos Aires, muchos en Colombia no lo merecen.

Pékerman pierde con cara y sello…

Deja tu comentario