Bendito Yerry

Terminó en una pierna, pero con el corazón entero y se llevó tres goles en su primer Mundial. Además pelea el podio de los mejores defensores del torneo.

366080
False

La eliminación aún duele pero la emoción es más fuerte por lo que nos entregó Yerry Mina. Lejos de ser tribunero se convirtió en el jugador del pueblo por su sencillez, su determinación, la personalidad de hierro y esos tres cabezazos de gol que casi agotan los abrazos de todos los colombianos.

Lo suyo sobrepasa lo emotivo. En lo futbolístico tuvo un nivel enorme. Borró al goleador de la Bundesliga y al segundo artillero de la Premier League. A Lewandoswski solo le permitió un remate al arco.  A Kane lo frenó en el juego aéreo y lo incomodó para definir en el área. Dávinson Sánchez ganó en solidez a su lado. Terminó como otra fiera.

Eso que tanto le reprochan en Barcelona con apenas cinco partidos, lo sacó con honores. Le dio buena salida a la pelota cuando Inglaterra presionó y fue uno de los pocos con precisión en la entrega.

Yerry marca el camino de la esperanza en pleno duelo. Bendito.

Deja tu comentario