Ante Polonia el fútbol, contra Senegal el coraje

Sin James en la cancha, Colombia perdió el juego ofensivo con el que goleó a los polacos. Pero el corazón de Yerry Mina alcanzó para los octavos.

365349
False

Jorge Luis Pinto lo simplificó durante su charla en la Casa de la Conmebol en Moscú. “Colombia tiene una ventaja y es que sabe solucionar el problema ofensivo”. Cuando juntó por la derecha a James, Quintero y Cuadrado abrió el partido contra Polonia.

En ese domingo de Kazán la Selección volvió a sus raíces. Puso fútbol y apareció la fantasía. Toque en estado puro para celebrar los tres goles.

Frente a Senegal aparecieron otras respuestas. Más desde el empuje que desde la pelota. Los africanos pegaron sin pudor, James se lesionó a la media hora, Quintero se lanzó muy atrás para traer juego y Falcao se repitió con su sacrificio lejos del área.

La salida del 10 alteró esa intención ofensiva. Mateus nunca se juntó con Juan Fernando y además se ocupó más  de corregir sus fallos en salida, Cuadrado chocó cuando intentó por la derecha…

El coraje calmó todo. Lo tuvo Yerry para elevarse y clavar el frentazo al piso del 1-0. Fue suficiente. Así también vale.

Deja tu comentario