Falta de jerarquía: La deuda del Millonarios de Miguel Ángel Russo

Millonarios visita en el Atanasio Girardot a Atlético Nacional por la fecha 12 del Torneo Finalización, con el agrio y reciente recuerdo de la semifinal que perdió a instantes del pitazo final. Los de Russo ante los grandes, durante todo el 2017 por Liga han disputado 45 puntos de los cuales apenas logró sumar 11.

322515
False

Si bien dos de las mejores presentaciones que se le ha visto a Millonarios desde que lo tiene Miguel Ángel Russo, han sido ante equipos importantes como América de Cali y Santa Fe (goleadas 3-0 y 3-0, fechas 9 y 10 de la Liga 2017-I), también es cierto que al equipo del argentino se le ha visto ‘desmayar’ en las instancias más decisivas con equipos de su misma ascendencia.

No es un mal propio del Millonarios de Russo, pues con la exacta suerte han corrido los últimos DT’s que lo antecedieron en el mismo banquillo. Diría que es un mal endémico de la dirigencia de Azul y Blanco Millonarios F.C S.A., quienes no han sido capaces en los últimos años precisamente de contratar jugadores que estén a la altura de la marca, la historia y la grandeza que representa al ‘Embajador’.

No hay nada que haya entristecido más al hincha albiazul en los últimos tiempos que aquel gol de Dayro Moreno para Atlético Nacional en la semifinal de la Liga Colombiana 2017 – I, a instantes de que el árbitro pitara y decretara los disparos desde el punto penal, en los que finalmente perdió. O aquella serie casi calcada de cuartos de final del Finalización 2016, en que en la misma plaza y ante el mismo rival, pero bajo la conducción de Diego Cocca, al minuto 88’, Farid Díaz acabó con idéntica ilusión azul. En ambas ocasiones con destacada actuación.

Ni hablarle al hincha ‘Embajador’ de aquella llave con Junior en el primer semestre del año anterior, en la que en el mismo ‘Campín’, el equipo de Rubén Israel, tras voltear la serie y ponerla a su favor (4-1 / Global 4-3), desatendió y recibió un gol al 89’ de Vladimir Hernández, que selló los penales y posteriormente la eliminación de Millonarios a manos de Sebastián Viera, que a propósito es uno de los ejemplos de futbolistas que demuestran  jerarquía en el fútbol colombiano y que al tiempo se convirtió en verdugo del azul de Bogotá, tras dejarlo por fuera de la fiesta en la fase definitiva en diferentes ocasiones. Como si fuera poco, el mismo Junior viene de eliminarlo de la Copa Colombia en un buen partido de los de Russo en el Metropolitano. La caída como si fuera libreteada, una vez más se dio sobre el 87’ con anotación de Jarlan Barrera.

Ni para que ahondar sobre la eliminación de la CONMEBOL Libertadores Bridgestone, en casa por penales ante Atlético Paranaense, cuando don Miguel Ángel apenas cumplía sus primeras semanas de trabajo.

La conclusión para quienes vimos el desarrollo de dichos juegos y en general para el aficionado que sigue a Millonarios fecha a fecha, torneo a torneo, es que el equipo cuenta desde hace varias temporadas, primero, con un plantel demasiado corto y limitado, segundo, que en los momentos difíciles se sintió la ausencia de jugadores que en cancha tengan la propiedad para ‘echarse el equipo al hombro’ o al menos aguantar un marcador y tercero, que los futbolistas con los que se la han jugado son cumplidores, pero que no les alcanza, porque todos tienen ‘derecho’ a lesionarse, a ser sancionados y a la hora de su reemplazo, han tenido que recurrir hasta a juveniles, sin ningún peso, sin ninguna experiencia para aspirar a algo más que una clasificación a los ocho.

Así, sin figuras rutilantes, sin ‘caciques’ pero con mucho ‘indio’, a los Millonarios de las últimas temporadas les ha tocado apelar a ese fútbol, resumido en táctica, ganas, esfuerzo y ‘huevos’, para no ser ridiculizado y alcanzar a medio protagonizar entrando al grupo selecto que disputa los playoff. Fútbol que alcanza por ejemplo para aguantar en Primera División pero que se coarta al no poder ganar nada.

Ha quedado claro que si por algo se ha destacado Millonarios en su ‘pobreza’ en el último tiempo, es por ‘plantarle cara’ a rivales que son superiores en nómina y estructura, eso sí, sólo le ha alcanzado para eso, para demostrar valentía, porque a la hora de la disputa, cuando hay que ir por todo, el equipo queda corto y viéndose superado por quienes tienen inversión, revulsivos de calidad que permiten vencer en un apretado juego hasta en sus postrimerías o en una tanda de penales.

Al equipo que dirige Miguel Ángel Russo se le viene de nuevo, por la fecha 12 del Finalización, un enfrentamiento ante un grande al que aún no le ha podido ganar: Atlético Nacional. En el semestre pasado, de tres enfrentamientos (dos de ellos en ‘El Campín’) ‘Los Verdolagas’ consiguieron 2 triunfos y un empate.

Sin duda que la deuda del Millonarios del presente es con los llamados grandes, a esos con los que hay que jugar para ganar, con algo más que buen fútbol.

Aparte de las ya nombradas victorias sobre Santa Fe y América del primer semestre y del caso contra Nacional, los ‘Embajadores’ tampoco han podido en otros 3 clásicos capitalinos perdidos con los ‘Cardenales’, algo que no venía siendo recurrente desde hace tres años en los que hubo dominio azul en el Nemesio. A dicha mala racha hay que sumarle la derrota ante Junior por Liga en casa, menos recurrente por simples condiciones geográficas y climáticas que históricamente han favorecido a los bogotanos. En el primer torneo del año, ante los ‘Tiburones’ en ‘El Metro’, sacaron la igualdad.

En sus visitas a Deportivo Cali (Primer semestre) y América, Millonarios consiguió empatar y con el Independiente Medellín cayó en casa (Primer semestre) y empató a domicilio, este último con un polémico arbitraje que le arrebató el triunfo (Todo hay que decirlo). Ahora, si usted es de los que considera a Once Caldas como un grande, también hay que decir que perdió en su ida a Manizales.

Es decir que ante los grandes, el Millonarios versión Russo, durante todo el 2017 por Liga ha disputado 45 puntos de los cuales apenas logró sumar 11. La deuda grande que tiene el catorce veces campeón en lo que va del año.

Por el presente irregular que vive el equipo que dirige el lanusense, el futuro no es que sea muy alentador para hincha albiazul, sin embargo la historia está para cambiarse y puede ser que el partido contra su archirrival en el Atanasio sea el punto de partida.

Por: @JaviMarinOsorio

Deja tu comentario